La catedral de Valencia acogerá este domingo, día 25, la solemne apertura del Año Santo Jubilar del Santo Cáliz, que estará dedicado a la pasión de Cristo

La catedral de Valencia acogerá este domingo, día 25, la solemne apertura del Año Santo Jubilar del Santo Cáliz, que estará dedicado a la pasión de Cristo. Al Santo Cáliz, la más preciada de las reliquias, que según la tradición y una cada vez más arraigada base histórica utilizó Jesucristo en la Última Cena, le acompañarán este año el Lignum Crucis y la Santa Espina, otras dos reliquias vinculadas a la pasión que también se conservan en la catedral de Valencia, aunque mucho menos conocidas por los fieles.

Este domingo, día 25, tendrá lugar la solemne apertura del Año Santo Jubilar Eucarístico del Santo Cáliz, que lleva como título ‘Cáliz de la Pasión’.

La celebración será en la catedral de Valencia, a las 12:00 horas y estará presidida por el cardenal arzobispo Antonio Cañizares. Comenzará con una procesión hasta la Capilla del Santo Cáliz, allí se recogerá la preciada reliquia y se llevará hasta el altar mayor, donde permanecerá durante toda la celebración.
El Año Jubilar es posible gracias al privilegio concedido por la Santa Sede que permite su celebración cada cinco años. Al igual que en 2015 el Año Jubilar se celebró bajo el lema ‘Cáliz de la Misericordia’, en este 2020 se va a centrar en el ‘Cáliz de la Pasión’.

Además de la reliquia del Santo Cáliz, en este año se van poner en valor otras reliquias que también se conservan en la catedral de Valencia y hacen referencia a la pasión de Cristo. Es el caso del Lignum Crucis o la Vera Cruz, un trozo de la Cruz de Cristo -uno de los más grandes que se conservan- que el papa Benedicto XIII regaló a Martín el Humano.

Y con él, la reliquia de la Santa Espina, que llegó a la Catedral de Valencia el siglo XIII regalada por el Rey San Luis de Francia.
“El cardenal pensó que aunque el Santo Cáliz es la reliquia principal, como hace referencia a la pasión del Señor, se podía unir a otras reliquias que también hacen referencia a la pasión de Cristo”, explica a PARAULA el canónigo Celador del Santo Cáliz, Álvaro Almenar, que recuerda que “el Cáliz nos lleva a la Eucaristía y la Eucaristía nos lleva a Jesucristo por eso hay que vivir este año con mucho fervor, a la vez que con prudencia por la pandemia”.

Precisamente la pandemia por el coronavirus parece que marcará este Año Santo Jubilar, ya que, de momento, la Catedral no podrá acoger a muchos fieles, al contrario de lo que ocurrió en el 2015.

Una vez que este domingo se abra el Año Santo Jubilar Eucarístico del Santo Cáliz de la Pasión, los fieles podrán acudir a la Seo a ganar el jubileo de manera individual, pero no en grupos de peregrinos organizados, por la reducción de aforos y medidas de seguridad.

Igualmente, “hay previstas exposiciones, un congreso, y otros actos, que ya veremos si podemos celebrar”, apunta Álvaro Almenar.

Fiesta anual del Santo Cáliz
El próximo jueves, día 29, tendrá lugar, -como todos los últimos jueves de octubre desde la época de San Juan de Ribera- la fiesta anual del Santo Cáliz. Será a las 19:00 horas en la Catedral de Valencia, presidida, según lo previsto por el Cardenal Cañizares.

En esta celebración, que se ha separado de la apertura del Año Santo por motivos de aforo, se entregarán las réplicas de la reliquia de Santo Cáliz a parroquias y entidades designadas por el Cardenal. Para guardar las distancias de seguridad, solo podrán asistir 5 personas en representación de cada parroquia o entidad que recibe la réplica.