Tras casi tres años en nuestra comunidad parroquial, hoy hemos despedido al Padre Pedro

Ha terminado  sus estudios con la calificación "cum laude"... y ha conseguido llegarnos al corazón: él ha comentado que llegó como adscrito y -empujado por Don Alfonso- ha terminado siendo un miembro importante y querido en nuestra comunidad. Su alegría desenfadada, sus homilías sencillas (y a la vez profundas), su total disponibilidad quedan siempre en nuestra memoria.

Don Alfonso ha confesado que para él ha sido como un hijo. Para nosotros ha sido -y será siempre- un hermano cercano

Rezamos y rezaremos por él, por nuestros tres Padres, para que siempre sientan el abrazo de Jesús e ilumine sus vidas

(las fotos de la Eucaristía en la galería)